Policía de Austin ya no arrestará por posesión de marihuana

Policía de Austin ya no arrestará por posesión de marihuana

Redacción

Austin, la capital de un estado clave de los EE.UU. como es Texas, dejará de arrestar y citar a la gente por posesión de marihuana.

Llevamos una semana de piezas de dominó sobre la descriminalización de la marihuana en los EE.UU. Virginia descriminalizó el cannabis el día 1 de julio; Colorado inició un proceso de “perdón” masivo a las personas afectadas por detenciones relacionadas con la posesión de pequeñas cantidades de marihuana; y el fiscal de Nashville asegura que dejará de perseguir los delitos menores en los que haya cannabis involucrado. Es cierto que no se trata, en este último caso, de una descriminalización, pero parece que los estados comienzan cambiar su política con respecto quién perseguir y a quién no. 

Las detenciones por pequeñas cantidades de marihuana han servido como excusa para ejercer una fuerte presión sobre algunas comunidades, en concreto, la población negra. Es por este motivo que medidas de este tipo que tratan de impedir que la gente vaya a la cárcel por faltas se engloban dentro de ese paraguas que se conoce como “justicia social”.

El último lugar que se suma a esto, como decíamos al comienzo, es Austin (Texas). La policía dejará de arrestar o citar a las personas que lleven pequeñas cantidades de cannabis. Aunque esto no es descriminalizar el cannabis es lo más parecido a hacerlo.

"La policía de Austin ya no citará ni arrestará a personas que se hayan identificado como suficientes para ser acusadas de delitos menores de posesión de marihuana Clase A o Clase B, a menos que exista una amenaza inmediata para la seguridad de una persona o hacerlo como parte de la investigación de un delito grave de alta prioridad a nivel de narcóticos o la investigación de un delito violento ", escribió el jefe de policía Brian Manley en un memorando al alcalde de Austin y al Ayuntamiento.

En la letra pequeña se puede ver que la policía aún puede escamotear arrestos si consideran que su vida corre peligro. No sería la primera vez que un policía yanqui mata a alguien porque “se siente amenazado”, los casos son innumerables. Sin embargo, esta norma parece un paso correcto en la buena dirección.

Hasta el momento, se consideraba marihuana solo aquella que tuviera 0.3% de THC o más. Solo este pequeño cambio (y enorme, en realidad), bastante reciente en Texas, produjo que las detenciones se redujeran en cientos de miles. Se calcula que más de la mitad de las personas acusadas por delitos menores cayeron a más de la mitad solo gracias a marcar que la “marihuana” es solo la que tiene propiedades psicoactivas. Para que luego digáis que no es importante regularizar el consumo.