Mi vida con un fumeta

¡Globo!, un negocio a pedales

El proceso de independencia de Cataluña nos ha venido de perlas en Madrid, ¡qué distraída anda la policía! Al menos en Lavapiés estamos gozando del microclima ideal para desarrollar nuestro negocio de venta de hierba a domicilio.

La banda

La vi pasar a toda velocidad y el corazón me dio un vuelco. Era Violeta. Salí tras ella sin pensarlo. Cómo corría la condenada. Se detuvo en la ronda y por fin la alcancé. Al verme me abrazó. “Me lo ha robado todo y además es más rápido que yo”, dijo...

'Despasito'

La Trini dice que el pollón de Nené me sienta bien, pero no es solo eso. Quizás sea incluso más definitivo sus carencias con el idioma; Nené no habla español ni se preocupa por aprenderlo, y eso para el amor es buenísimo. Cuando recuerdo mi relación...

Clarita, una mujer de portada

Clarita Brown no era nadie hace dos años, escribía una tesis sobre el adjetivo en el siglo XVIII, vivía de una beca académica y acababa de conocer a Marcelo. Su existencia anterior es un misterio, sabemos que fue correctora para grandes editoriales y...

Probar el chocolate

Trini me dice que fume antes una marihuana sativa, que a pelo las primeras veces cuesta trabajo hincarse a un negro superdotado. Por el olor sobre todo: “El hedor a rinoceronte es una barrera, pero si una vence la repulsión encuentra la dulzura de...

Vacaciones con la Trini

En diez minutos la Trini pasa a buscarme con su coche y nos vamos a recorrer España. Hemos hecho un itinerario con doce paradas estratégicas. Nuestra intención es dormir en casas de amigos y antiguos amantes, o como dice poéticamente la Trini con su...

Separada con paga

Me he refugiado en el piso de la Trini y he intentado recuperar mi tesis sobre el adjetivo en el siglo XVIII. Pero volver a la normalidad no es tan sencillo. Cuando sorprendí a Marcelo y a Violeta fornicando como perros hice la maleta y me fui de...

Pareja abierta

“Pareja abierta”, dijo Marcelo. Ya sé que llevo casi cinco meses acostándome con Violeta y casi cuatro sin acostarme con él, pero desde que volvimos de Barcelona Violeta está entregada a la militancia cannafeminista, y Marcelo me rehúye y no hace más...

En la feria del cannabis

Nuestro plan era asistir a la reunión de mujeres cannábicas que se celebraba en la Spannabis. Durante el trayecto en furgoneta Violeta fue ensayando en voz alta la soflama feminista-cannábica-anticapitalista con la que pensaba enardecer a la...

El Violeta’s Club

Violeta tiene un club en el centro de Madrid donde solo entran mujeres. Lo abrió hace tres años en la antigua mercería que heredó de su abuela, y la marihuana, siempre cultivada por ella, la vende a lo que llama precios populares: “¡Precios populares...

Violeta de mis amores

“Violeta, flor de mis noches y perfume de mis días, manantial que me desborda, ven de nuevo a mí y junta tus labios con los míos”. Le acabo de escribir este wasap a Violeta, a ver cuánto tarda en venir a mi cama. ¿Me he enamorado? Yo diría que sí...

Mi corazón expandido

Marcelo, feliz por la venta de una gran partida de marihuana con destino a los países nórdicos, había decidido darle una semana de vacaciones a sus trabajadores y celebrar el día antes de que se fueran el fin de año. Así fue como me vi comiendo las...